Publicidad

Análisis de BANCO POPULAR

Tuvo el Popular sus días de gloria, por llamarlos de alguna manera, a finales del año pasado y comienzos de este 2013. Las barras de volumen que se aprecian en la gráfica adjunta son bastante elocuentes al respecto. Al calor de la ampliación de capital, el título se convirtió en el campo de batalla ideal para pequeños y grandes operadores del corto plazo. Si hemos de fiarnos del mencionado indicador de volumen, no puede decirse que el valor haya pasado de moda por completo. Acaso se esté gestando un nuevo impulso violento, sea en el sentido que sea.

Técnicamente, el estado de la cuestión queda convenientemente expresado en las líneas que marcamos en la serie. Tenemos por ahí arriba, entre los 0,8750 y los 0,9325 euros, un gran hueco bajista (banda amarilla) al que los precios deberían tender tarde o temprano. Dicho de otra manera, el precio sigue teniendo en tareas pendientes el inevitable enfrentamiento de la resistencia horizontal dejada por ese gap bajista.

Tenemos una directriz bajista (línea roja) que ya ha pasado el bautismo de fuego de un tercer encuentro victorioso con el precio. Tenemos el gran soporte horizontal en la zona de los 0,5280 euros (línea negra inferior), nivel en el que el precio dibujó un doble suelo a finales del año pasado, pauta alcista que ha quedado desvirtuada con las caídas de estos últimos días.

Y tenemos, sobre todo, ese nivel de los 0,68 euros sobre el que el precio ha pivotado desde julio del año pasado. Desplieguen la gráfica y observen cómo la cotización ha venido alternando su relación con esa zona de precio entre el soporte y la resistencia, según el sentido previo del precio. Si alguna vez tienen que explicar en qué consiste esa figura técnica a la que llaman línea de pívot, no duden en usar este gráfico como ejemplo.

Tras estas últimas bajadas, los 0,68 euros son ahora la resistencia a batir, barrera que en conjunción con la directriz bajista roja constituyen los muros bajistas que habrá que derribar si el Popular quiere reiniciar la recuperación alcista. El comportamiento del volumen parece estar más del lado de los alcistas, aunque, por muy fiable que sea, no deja de ser un indicador que debe siempre venir acompañado del movimiento de los precios.

Seguiremos los acontecimientos, sobre todo si el título vuelve a ocupar la primera plana.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>