Publicidad

BANCO POPULAR. Disquisiciones sobre los mercados.

banco-popular-grafico-semanal-19-02-2010Si el movimiento iniciado en marzo de 2.009 por las bolsas mundiales  no es otra cosa que el principio de la gran vuelta hacia los máximos históricos de finales de 2.007. Si con aquellos mínimos de hace prácticamente un año se tocó fondo y ahora estamos en ese largo camino que nos lleve a ver un S&P 500 campando otra vez por encima de los 1.500 puntos, parece evidente que el sector bancario deberá ser, en algún momento del viaje, el que deba tirar del carro.

Dejando a un lado excepciones como la de nuestro Santander, la banca, a ambos lados del Atlántico, sea grande o mediana, es el sector más alejado de aquellos máximos de 2.007. Ha ocurrido otras veces: la burbuja tecnológica del año 2.000  propició que una parte importante del sector nunca haya recuperado la grandeza que un día tuvo. Basta echar un vistazo a los índices Nasdaq americanos o a las series históricas de la mayor parte de las grandes  telecos europeas para comprobar que el gran mercado alcista nacido en 2.003 no pudo, ni mucho menos, acercar a estos sectores a lo que fueran sus máximos en plena burbuja.

Si la burbuja estallada en 2.007 puede adjetivarse como financiera, es muy posible que, aunque estemos ya inmersos en un gran mercado alcista en ciernes, sean muchos los valores del sector que nunca alcancen los precios que un día el mercado estuvo dispuesto a pagar. Es cierto que estoy pensando, sobre todo, en un Citigroup o en un Bank of America que llegaron a cotizar en las cercanías de los 60 dólares, pero es posible que a algunos bancos más cercanos también les cueste bastante recuperar aquellos niveles, o incluso que no los recuperen nunca.

Echando un vistazo tranquilo a series como la semanal de Banco Popular, y comprobando que incluso una revalorización cercana al cien por cien seguiría dejando al precio por debajo de esa línea marrón que cotiza en los alrededores de los 9 euros, y por tanto bajista en términos de largo plazo, la conclusión es evidente: o, tal y como decíamos, estos bancos aceleran el paso en algún momento o, tal y como ocurrió con las tecnológicas, un mercado alcista no serviría para recuperar los precios del pasado.

Dicen que sólo un necio confundiría valor con precio, y no les falta razón.  Igualmente, nosotros decimos que sólo un desmemoriado defendería que en bolsa, a largo plazo, siempre se gana. Y si no me creen, que le pregunten a quien hiciera hace poco más de  diez años una cartera con valores como Aegon, France Telecom o Deutsche Telekom, por citar sólo algunas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>