Publicidad

Bendito Inditex

Algo tendrá el agua cuando la bendicen. Algo tendrá Inditex cuando la generalidad del mercado español sufre ya casi dos años de bajismo de fondo y la cotización de la textil gallega campa orgullosamente por el terreno de la subida libre histórica.

Y es que el detalle técnico que ahora debe resaltarse en la serie de Inditex es precisamente ése: el precio entró la semana pasada en subida libre, una vez superada esa línea roja que marcamos en la gráfica adjunta y que cotizaba en la zona de los 64,50 euros. Para mayor gloria del alcismo sin matices que destila el título, podríamos dar por hecho a lo largo de esta semana el pull back a la resistencia superada.

¿Hasta dónde podrá llegar este movimiento al alza en el que se encuentra metida de lleno la cotización? Difícil poner números a una subida libre, carente, por definición, de referencias gráficas que puedan servir para fijar objetivos. Habrá que ir viendo sobre la marcha la evolución de la serie.

Por abajo, los 60 euros que constituyen los últimos mínimos relevantes pueden ser un buen lugar para colocar el stop inicial de protección de cualquier estrategia compradora. En la pérdida en cierres semanales de esos 60 euros debería colocar un operador seguidor de tendencia su stop de protección para las compras.

Por supuesto, para los que gusten de ajustar sus stops, los 64,50 euros que fueran resistencia y que ahora deberían actuar como soporte para eventuales retrocesos pueden servir asimismo como límite aceptable para las pérdidas de una estrategia compradora.

Publicidad

One response to “Bendito Inditex

  1. “Mi madre fue una de las muchas mujeres que levantaron el imperio Zara. Un imperio no se levanta cuando lleva más de 20 años funcionando sino en sus inicios. Las primeras explotaciones de Amancio Ortega consistían en llevar sacos de patrones de tela al domicilio de personas que, como mi madre, se tiraban más de 16 horas al día sin levantar la cabeza de su propia máquina de coser. A cambio, recibían entre 3-5 ptas. por pieza. Eso sí, tenían que entregar todo el día y a la hora indicada. En casa aparecía el “sastre” como le llamábamos que sería poco menos que un capo de la mafia a día de hoy. Te exigía el saco con las prendas ya confeccionadas y te pagaba la miseria de sueldo.
    Y van y le hacen honores al muy desgraciado. No han sido sus dotes de empresario las que le han llevado a donde está sino su falta de escrúpulos. Ojalá algún día gentuza así tenga su merecido…”

    http://youtu.be/7ollD4l3yl0
    http://inditex-grupo.blogspot.com/2011/10/inditex-la-tirania-de-un-imperio.html#comment-form

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>