Publicidad

Entre el rescate y la línea de crédito, la bolsa ha dado su opinión

Hemos asistido este fin de semana a todo un curso de semántica financiera. Economistas y, sobre todo, políticos de uno y otro signo se han afanado bien en evitar a toda costa hacer uso del término   “rescate”, bien en subrayar la palabra. Más allá de la inútil polémica terminológica, lo llamemos rescate o lo denominemos línea de crédito, lo único cierto es que buena parte de la banca española necesita una ingente cantidad de dinero para sanear sus cuentas, tan ingente que nuestro país se ha visto impotente para conseguirla y ha necesitado de la ayuda europea.

Quedan por saber bastantes detalles del asunto, quizá demasiados, como si todo se hubiera hecho precipitadamente. Está por ver el impacto positivo que esta ayuda europea (optamos por este término para evitar entrar en polémicas) pueda tener sobre la banca española y, lo que es más importante, sobre su capacidad  para inyectar crédito en la economía nacional. Está igualmente por ver el impacto negativo que la devolución de esos miles de millones de euros pueda tener sobre los sufridos ciudadanos. Por más que se niegue cualquier efecto colateral, mucho me temo que algo nos salpicará.

Es curioso cómo lo ha cambiado todo esta terrible crisis que padecemos. Los bancos, cuyo negocio se ha basado siempre en vender dinero (a un precio sensiblemente superior al que le costaba comprarlo) se han convertido de un tiempo a esta parte en compradores natos del poderoso caballero.

Y tras este fin de semana en el que políticos y economistas se han convertido por momentos en académicos de la lengua, hoy tocaba comprobar cómo se tomaba la bolsa esta ayuda europea. Visto el desenlace final de la sesión, me viene a la cabeza ese viejo refrán que dice que no hay mayor desprecio que no hacer aprecio. Acabar en rojo tras haber ganado a primera hora un seis por ciento no manifiesta, desde luego, mucho entusiasmo por parte del mercado.

Se ha cumplido hoy aquel dicho bursátil que proclama que la sesión la abren los aficionados y la acaban cerrando los profesionales.

Técnicamente, si esta semana acaba como ha empezado, bien pudiéramos dar por dibujado un peligroso pull back a las zonas de soporte perdidas recientemente por nuestro Ibex 35. Este retroceso, caso de terminar siendo un intento fallido de recomposición alcista (en eso consiste un pull back tras un movimiento bajista), dejaría la puerta abierta a la continuidad de las caídas, más allá de los mínimos de la semana pasada en la zona de los 6.000 puntos.

Si quieren continuar con el debate, les propongo un tema interesante. Lean las declaraciones de  Jim Rogers, un tipo al que le van los titulares grandilocuentes, y opinen.

Publicidad

5 responses to “Entre el rescate y la línea de crédito, la bolsa ha dado su opinión

  1. Otro dicho bursátil que puede ilustrar lo ocurrido hoy es aquel que dice: “Compra en el rumor y vende en la noticia”. El gráfico de las últimas seis sesiones del Ibex lo muestra perfectamente.¿Gente con información privilegiada la semana pasada? Ummmmm…..no sé, no sé.

    “Este es un mercado de traders, no de inversores” escuché decir a alguien el otro día en la CNBC. Amén.

    Saludos.

  2. Muy de acuerdo con el último comentario, ahora se trata de especular (que no debería tener NADA de peyorativo). No así con el comentario del rumor, porque aun el propio Ministro sabría la noticia, pero ni p… idea de la reacción que tendría el mercado sobre ella!!

    Esto es lo más complicado del momento, los fundamentales no valen, la información no vale (por lo visto, ni la del Banco de España!). Solo el chartismo acierta, y seguramente esta creencia extendida colabora en que finalmente acierte.

    Sobre Jim Rogers, me parece un comentario facilón. Claro que hay que dejar quebrar al quebrado, pero al mezclar y confundir cosas lo convierte todo en falso:
    – Yo entiendo que no se trata de “más deuda” sino de aflorar la que ya había! Los bancos son intermediarios, toman prestado para prestar. Si el particular no paga, no pueden pagar a quien les ha prestado, y en eso estamos
    – Tampoco se trata de dedicar fondos publicos a la empresa privada, las cajas quebradas ya eran publicas antes (dejemos de lado la salida a bolsa de Bankia… para qué tenemos la CNMV?)
    – No se puede comparar Grecia con España, a Grecia se le ha prestado el 98% de su PIB y a España el 10%, Grecia sí está quebrada y debe quebrar y volver a imprimir papelitos (Dracmas, Mortadelos, o como quieras) para su uso interno.
    – España también podría dejar de pagar sus deudas (es decir, quebrar), pero creo que estamos muy lejos de no poder pagar, y quebrar nos saldría mucho más caro que refinanciar deuda, que es lo que estamos haciendo

    por cierto, los comentarios a esta noticia en ElEconomista dan miedo!! Me temo que aún nos tiene que ir mucho peor para que la gente asimile que hay que apañarse con lo que hay, y hasta que no lo hagamos iremos a peor.

  3. y ahora qué, Sr Antonomasia? Rebotaremos en los 6.500, nos bajaremos hasta los 6000, o los perforaremos en caída libre?

  4. en estas jornadas tan locas no contamos con vd… podemos seguirle en algún otro foro?

  5. He estado ausente por motivos personales. Pero volvemos a la carga. Un saludo a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>