Publicidad

Euro-Dólar, no debería corregir mucho más

Decíamos en nuestro último análisis del cambio Euro/Dólar que la verticalidad acumulada en el último tramo alcista estaba pidiendo a gritos un descanso. Y el descanso se ha producido, enturbiando algo nuestra gráfica de cabecera en velas de cuatro horas, al propiciar una rotura falsa del techo del canal que definen las líneas verdes (véase la gráfica del anterior análisis).

Jugando con el zoom, les presentamos ahora el gráfico del par en velas de una hora. En ella se aprecia perfectamente la verticalidad a la que nos referíamos antes y que viene expresada en esa acelerada directriz verde. La pérdida de esa aceleración alcista vino de la mano de una pauta de hombro-cabeza-hombro (veáse la elipse que se marca) que nos señala un techo temporal de mercado.

La posterior aceleración progresiva de las caídas ha llevado al par al encuentro de esa directriz alcista azul que marcamos, y que representa un alcismo más suave y también más fiable.

En riguroso tiempo real, por ahí anda luchando ahora el Euro. Si esa alcista azul se pierde con claridad, el destino para la divisa europea bien pudiera ser alguna de las directrices señaladas en nuestra serie en velas de cuatro horas.

Seguiremos los acontecimientos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>