Publicidad

Galería gráfica de índices de las bolsas mundiales y algún invitado del Forex

Lo adelantábamos no hace mucho en uno de nuestros artículos y hoy lo desarrollamos un poco más. Si bien los índices directores de Wall Street aún mantienen vivas sus estructuras alcistas de medio plazo, y así lo estarán mientras no se pierdan de forma solvente esas líneas verdes que marcamos en las series, nos ronda de un tiempo a esta parte por la cabeza la idea de estar ya inmersos en un gran techo de mercado, de ésos que dura varios meses.

Como decimos, aún está por confirmar lo que sólo es una intuición, acaso equivocada. Pero, de llegar a confirmarse, entraríamos en un terreno peligroso en el que, sobre todo, nos sería imposible saber cuál pudiera ser la duración y el calado de esa situación correctiva con mayúsculas  nacida con la confirmación del techo mencionado.

Resultaría poco profesional argumentar en favor de esta idea el que índices como el Ibex 35 ó el Eurostoxx 50 ya estuvieran inmersos de lleno en ese escenario correctivo. La historia bursátil nos ha enseñado que el efecto contagio entre mercados no ha operado nunca, o casi nunca, de este a oeste, sino a la inversa. Se supone que en Europa debemos acabar replicando el comportamiento de los americanos y no al revés.

Pero no sería tan aventurado recurrir al comportamiento de determinadas divisas como indicadores adelantados de las tendencias bursátiles. Y es aquí donde entra en juego, por ejemplo, la serie semanal de largo plazo que traemos del cambio Dólar australiano/Dólar estadounidense. El Dólar australiano es una moneda tradicionalmente ligada a la evolución de las materias primas y de los ciclos económicos y, tal y como puede verse en la gráfica, en no pocas ocasiones ha adelantado suelos y techos de mercado en las bolsas. Así que conviene no perder de vista esa pauta bajista en forma de doble techo que recientemente ha confirmado. Quizá esté adelantando un prolongado descanso en la tendencia alcista de las bolsas iniciada en marzo de 2.009.

Nos movemos entre la elucubración y el análisis y nos falta la confirmación definitiva de esos augurios. Pudiera quedarse en una amenaza que se disipara o pudiera ser que no. Seguiremos los acontecimientos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>