Publicidad

GRIFOLS. Las velas marcan prudencia.

Una vela como la dejada el pasado cinco de marzo, imponentemente bajista y con un volumen históricamente alto, se convierte automáticamente en una resistencia para cualquier intento posterior de reconstitución alcista. El hueco de apertura a la baja dejado en aquella sesión en el nivel de los 12,20 euros y la parte superior del cuerpo real de la vela en los 11,90 constituyen las resistencias para la cotización en cierres. Tenemos al valor en vigilancia ante la eventualidad de abrir en cualquier momento una operación vendedora.

grifols-14-04-09

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>