Publicidad

IBEX 35: objetivo 9.200 … ¿y más allá?

Seguramente les habrá ocurrido alguna vez: basta con echar un vistazo a un gráfico para sentir cómo la serie nos marca un objetivo ineludible para el precio. Observamos la gráfica y sentimos una extraña seguridad en que la cotización alcanzará un determinado nivel. Es cierto que seguridad y bolsa son como el agua y el aceite, nunca podrán mezclarse, pero eso no impide que de vez en cuando nos veamos inmersos en un sentimiento como el que nos proporciona la serie semanal del Ibex 35.

La zona de los 9.200 puntos, en la que confluyen un par de resistencias especialmente relevantes, parece el inevitable destino del Ibex en el corto plazo.

Por ahí habita la resistencia dinámica que supone la directriz bajista primaria. Esa línea roja que marcamos en el gráfico adjunto no arranca de los máximos históricos, sino unos 2.000 puntos más abajo de aquellos míticos 16.000, y sin embargo ha sido la barrera que ha impuesto estos años de bajismo en la bolsa española, empeñándose en frenar una y otra vez los sucesivos intentos de recuperación alcista.

Por ahí cotiza además un nivel de precio que a lo largo de 2010 y 2011 sirvió de soporte a la cotización y que, una vez cruzado a la baja, ha invertido su relación con la cotización por la de ser una resistencia dura de pelar.

Los 9.200 puntos parecen, pues, el inevitable destino para el Ibex 35 en el corto plazo y, lo que es más importante, serán la verdadera piedra de toque del movimiento al alza iniciado el pasado verano.

Si se superaran con convicción, no hay barreras especialmente serias para el precio hasta los 11.000 puntos. Si se superaran con convicción, podríamos mantener por primera vez en mucho tiempo una visión alcista de la bolsa española basada en gráficas de largo plazo.

A mayor abundamiento, si el Ibex consiguiera tomar esa fortaleza bajista que suponen los 9.200 puntos, derribando las murallas levantadas por años de bajismo, el Santander habría confirmado ya sobradamente su particular formación alcista sobre la que no hace mucho especulábamos y que nos servía para lanzar nuestras previsiones bursátiles para el año que acabamos de estrenar.

Chartistas imaginativos podrían incluso dar ya por confirmada una pauta similar (un hombro-cabeza-hombro invertido) en el Ibex 35 con la superación de la línea marrón que se marca en la serie adjunta, la cual constituiría la clavicular de la formación.

Se avecinan momentos especialmente interesantes en la bolsa española. Si nuestras sensaciones se confirman y el Ibex se dirige al enfrentamiento de la zona de los 9.200 puntos, habrá mucho en juego.

Seguiremos los acontecimientos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>