Publicidad

Índices bursátiles en el corto plazo: amenaza lluvia

Iniciamos la segunda quincena de este peligroso mes de mayo y en el aire aún flota la posibilidad de que esa gran corrección que los mercados alcistas necesitan esté a la vuelta de la esquina. Meses y meses de subidas continuas en los índices directores de  Wall Street y en el Dax alemán están pidiendo a gritos un tramo correctivo que renueve la sangre de una tendencia alcista impecable.

Y todo camino, por largo que sea, comienza con un primer paso. Por eso, los primeros gráficos que darán aviso de ese tramo a la baja serán los de corto plazo que hoy presentamos. Por supuesto, como ocurre en meteorología, la foto satelital que los gráficos intradía suponen nos ayudará a  pronosticar una semana de lluvias, pero no servirán para aventurar que la primavera será lluviosa.

La borrasca comenzaría en el corto plazo con el cruce a la baja de forma decidida de esas líneas verdes que marcamos y que vienen a cotizar en los 7.275 puntos del Dax, los 1.330 puntos del S&P 500 y los 12.530 del Dow Jones Industrial. Cumplidas esas premisas, los más precavidos echarían ya mano del paraguas que supone cerrar largos. Los que miran algo más allá, deberán esperar a que los aguaceros se intensifiquen para buscar el chubasquero.

Nuestro Ibex 35, que hace ya tiempo que vive su particular bajada de presión, parece dirigirse hacia los mínimos de marzo guiado por ese canal bajista que definen las líneas rojas del gráfico adjunto. Tres fracasos sucesivos en la superación de la zona de los 10.950 puntos han dejado claras dos cosas: la primera, que por ahí cotiza una fuerte zona de control bajista, y la segunda, que seguimos siendo divergentes en nuestro comportamiento respecto a las bolsas alcistas en todos los plazos.

Una obviedad esto que acabamos de afirmar, objetará algún lector, pero no por ello menos necesitada de ser repetida las veces que haga falta.

Publicidad

2 responses to “Índices bursátiles en el corto plazo: amenaza lluvia

  1. Creo que se acerca no lluvias sino una tormenta que arrasará y arruinará de nuevo al pequeño inversor y beneficará a los grandes capitales, que saben perfectamente cuando han de entrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>