Publicidad

La bolsa española a través de sus directrices

El cierre semanal es un buen momento para hacer un repaso a nuestro mercado, y hoy pretendemos dejar una visión lo más amplia posible del mismo desde una óptica muy concreta: la que nos dejan las directrices de uno y otro signo que salpican las gráficas nacionales. No están todos los que son, aunque todos los que están sí son representativos de una determinada idea.

Los hay excesivamente respetuosos con las bajistas, algunos incluso coquetean con la posibilidad de dejar atrás resistencias dinámicas de medio plazo, otros aguantan sorprendentemente sobre alcistas aceleradas, mientras que un par de ellos nos han regalado esta semana decepcionantes roturas a la baja. De todo hay en esta viña del Señor a la que llamamos bolsa española.

Tenemos, por ejemplo, a dos de los pesos pesados luchando por no alejarse demasiado de esas bajistas de medio plazo que marcamos con líneas rojas. Mientras aguanten en las proximidades, cabrá mantener la esperanza de ver cómo en un futuro más o menos inmediato se deciden a lanzar el asalto final. Tal es el caso de Santander y BBVA.

 

Otros, en cambio, empiezan a mostrar más respeto por las alcistas de corto plazo, propiciando prometedores rebotes. Vean a Repsol y OHL en tal tesitura. Ambos tienen en tareas pendientes superar resistencias especialmente relevantes, pero todo viaje empieza con un primer paso.

Los hay tan bajistas que, aunque en próximas sesiones lograran superar las primeras directrices, siempre estarían rodeados de un halo de desconfianza. Esas eventuales roturas al alza necesitarían, llegado el caso, de adicionales pruebas del nueve que nos hicieran creer en un verdadero cambio de escenario. Gamesa y Arcelor Mittal ejemplifican lo dicho.

  

Está en territorio de nadie algún banco mediano que parece querer atacar su bajista cualquier día de éstos y sobre cuyo futuro, una vez superada la resistencia, no dejaremos de albergar dudas, por más que la gráfica nos esté lanzando una señal positiva. Bankinter y Banco de Sabadell dan buena muestra de ello.

Por supuesto, existen esos títulos netamente alcistas, capaces de alejarse de la tendencia general de nuestro mercado en estos últimos tiempos y, lo que es más extraño, capaces de respetar directrices que dibujan un alcismo acelerado. Inditex y DIA militan en este reducido grupo de elegidos.

 

En la bolsa, como en la vida, no faltan decepciones. Las directrices no son eternas, por más que hayan demostrado en el pasado sobradamente su valía como soporte para la cotización. Y también a esas líneas azules y verdes les llega su particular San Martín. No es que con el cruce a la baja del soporte dinámico los valores en cuestión pasen de la noche a la mañana del bando alcista al bajista. Eso sí, tocará ir redibujando gráficos y valorar el verdadero alcance de los daños causados a la tendencia. Amadeus y Grifols son recientes damnificados.

Publicidad

2 responses to “La bolsa española a través de sus directrices

  1. sinceramente… no entiendo como nadie participa y te alienta a continuar con tus opiniones, porque como digo, sinceramente no hay nadie en el mundo capaz de hacer “hablar” a los gráficos…

    muchisimas gracias y no vuelvas a desaparecer

  2. Gracias a vosotros por estar al otro lado, aguantando incluso mis ausencias. Hubo motivos para ello, pero ya han pasado. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>