Publicidad

La bolsa y el efecto Obama

Hoy es uno de esos días en los que el devenir de los mercados toma un simbolismo especial. Todos pendientes de cómo se toman estas bolsas bajistas la llegada de Obama a la Casa Blanca. Lo cierto es que los titulares bien pudieran dejarse escritos por adelantado. Si subimos, es que las bolsas saludan con ilusión la llegada del nuevo patrón. Si bajamos, es que los mercados estarían lanzando un mensaje de socorro (o de advertencia) al nuevo timonel.

Sea como fuere, y ya que no nos dedicamos al periodismo económico, fijamos nuestra mirada en el gráfico de corto plazo del futuro del S&P 500, y lo hacemos para concluir lo que ya llevamos días repitiendo: el bajismo que impera en todos los plazos también lo hace en el más corto, sin que se detecte señal de agotamiento alguno.

sp500-futuro-rt.png

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>