Publicidad

Las opciones de TELEFÓNICA

Corría marzo de 2007, el sol brillaba con fuerza en las bolsas de todo el mundo y nada hacía presagiar la tormenta que estallaría a finales de ese mismo año. Alierta, presidente de Telefónica, imbuido de ese espíritu siemprealcista que impregnaba aquella primavera en ciernes, hacía una apuesta de futuro y compraba opciones sobre acciones de la compañía a un precio de 22 euros y a ejecutar en marzo de 2011.

Un año después, en abril de aquel aciago año 2008, el contumaz Alierta doblaba su apuesta y compraba opciones con vencimiento también en el primer trimestre de 2011 y para ser ejecutadas a un precio de 30 euros por acción.

A más de uno se le caía al suelo el mito que proclama que los grandes operadores bursátiles nunca pierden, o que las compras de los insiders son el más fiable indicador a la hora de invertir. Alierta no sólo se equivocó de cabo a rabo (en marzo de 2011 los títulos de Telefónica se encontraban considerablemente por debajo de los 22 euros y, desde luego, a años luz de los 30), sino que además vino a hacer algo parecido a eso que llamamos promediar a la baja y que es censurado en cualquier manual de inversión medianamente serio.

El mercado puede ser traicionero incluso para los grandes tiburones, y las bolsas bajistas de aquellos años no estaban para hacer distinciones con el tamaño de los peces.

Echen un vistazo a la serie semanal que acompañamos de la teleco. Convendrán conmigo en que le va a costar bastante a Telefónica llegar a esos niveles de precio con los que un día soñó (y especuló) su presidente.

Dejando a un lado a Alierta, lo relevante es que la gráfica parece querer dejarnos claro dónde se sitúa el nivel a batir. Esa línea negra que cotiza en los alrededores de los 11,60 euros tiene mucho que decir al respecto. Incluso, perfilando un poco más el análisis, nosotros preferiríamos marcar la verdadera resistencia a batir en precios de cierre semanal en la zona de los 11,90 euros (banda amarilla en el gráfico adjunto). Por ahí se dejó un hueco bajista en abril del año pasado y, dada su proximidad a la barrera de los 11,60 que citamos, su superación vendría a ser algo así como la prueba del nueve de la eventual ruptura al alza previa de esos 11,60 euros.

Si Telefónica fuese capaz de superar las barreras que se han indicado, el precio tendría opciones de dirigirse hacia la zona de los 14,25-15 euros, lugar en el que le esperaría la siguiente gran resistencia en gráfica semanal (banda amarilla superior en el gráfico).

Seguiremos los acontecimientos.

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>