Publicidad

Las telecos europeas. De la exuberancia irracional y otras maldiciones bursátiles

Las compañías telefónicas de bandera, grandes telecos para los amigos, fueron el estandarte de aquella burbuja bursátil que ya parece tan lejana y que algunos calificaron como tecnológica y otros como la de las puntocom. Desde luego, nadie como Greenspan definió mejor lo que se vivió en los finales de los noventa y los primeros meses del año 2.000: aquella exuberancia irracional tuvo en las telecos europeas buena parte de sus causas y en ellas exhibió severamente sus crueles efectos.

Desplieguen la gráfica de largo plazo de France Télécom y descubrirán, asombrados, cómo lo que ahora cotiza por debajo de los 10 euros llegó a valer más de 200.  Algunos todavía recordamos con dolor aquella maldita OPV de Deutsche Telekom: a 63,50 euros colocaron los títulos de la teleco alemana, en lo que parecía un chollo difícil de rechazar. Se había iniciado ya la tendencia bajista, aunque todavía no era tan evidente lo que finalmente ocurrió.

Lecciones tan duras como éstas son las que nunca se olvidan. Cuando años más tarde, en el ciclo alcista iniciado con los mínimos de 2003, el gato escaldado que suscribe este artículo veía cómo analistas de medio pelo se llenaban la boca con la manida frase de que en bolsa, a largo plazo, siempre se gana, no sabía si echarme a reír o llorar amargamente por los pobres incautos que, hipnotizados por el charlatán de turno, repetirían los errores pasados.

Quizá aún no tengamos la suficiente perspectiva, pero el haber pagado en su día 16 euros por los títulos de Banco Popular o más de 500 dólares por los de Citigroup también fuera una maldita exuberancia irracional. Aquélla fue una burbuja tecnológica y las series de las grandes telecos siguen siendo un testimonio imborrable de lo sucedido. Ésta ha sido una burbuja financiera y las gráficas de los grandes bancos son el aviso a navegantes que deben tener muy presente cuando alguien vuelva a intentar venderles la idea (falacia, diría yo) de que en la bolsa basta con tener paciencia para obtener ganancias.

Lo que iba a ser un repaso a las gráficas de medio plazo de las principales telecos cotizadas en euros ha acabado siendo toda una perorata sobre las burbujas bursátiles y acerca de los vendedores de humo que pululan en torno a los mercados. En fin, con los años uno empieza a enfilar con demasiada frecuencia el camino de los cerros de esa bonita localidad jienense. Espero que me sepan perdonar y, ya puestos, aprovechar en la medida de lo posible la enseñanza que esta historia bursátil que hoy hemos contado encierra.

Echen un vistazo a los gráficos que acompañamos y consuélense con comprobar que, seguramente, nuestra débil Telefónica es la que goza de un mejor aspecto técnico entre sus colegas europeas. Puestos a echarle piropos al producto nacional, también es, junto con Portugal Telecom, la que mantiene una mejor relación proporcional en su actual cotización respecto a los máximos de marzo de 2.000.

El que no se consuela es porque no quiere y, aunque mal de muchos es consuelo de tontos, toca poner fin a este artículo, que lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>