Publicidad

REPSOL. Análisis de corto plazo.

Parece bastante claro dónde está la resistencia a batir en Repsol. Esa banda de precio que marcamos en amarillo en la gráfica adjunta y que cotiza entre los 24,50 y los 25 euros viene siendo estos últimos meses el obstáculo que se interpone a los sucesivos intentos de continuidad alcista.

Aun así, sigue siendo la petrolera uno de los grandes valores nacionales con mejor aspecto técnico y quizá la mejor opción de cara a la operativa compradora a poco que se disipen las dudas en los mercados internacionales. De momento, vamos a esperar a ver cómo se comporta el precio ante un eventual e inmediato encuentro con esa directriz alcista azul que cotiza por la zona de los 23 euros y que constituye un eventual punto de giro al alza.

Si no aguantara, tendríamos que irnos hasta los 22 euros para encontrar el siguiente nivel de soporte.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>