Publicidad

Si Dow levantara la cabeza …

Es lo que tiene esto de ser analista técnico, que, en ocasiones, incluso acertamos en nuestras predicciones. Corrían los primeros días de este 2013, los Reyes Magos apuraban las últimas jornadas de su largo viaje desde Oriente, las resacas de Nochevieja comenzaban a abandonarnos y el que suscribe marcaba en los 13.900 puntos el destino para el Dow Jones Industrial en el corto plazo.

Elegir un guarismo como este, en vez de recurrir a los redondos 14.000, no obedecía a ninguna extraña facultad adivinatoria (de la que carecemos en absoluto), sino que era fruto de la proyección teórica del precio en su camino hacia el enfrentamiento de esa línea azul superior que marcamos en la gráfica adjunta.

Pues bien, justo ahí es donde ahora estamos: bien pegados a esa resistencia dinámica ascendente que dicha línea azul supone. Y no olviden un dato importante: una resistencia, por muy dinámica y ascendente que sea, no deja de ser una resistencia.

¿Quiere eso decir que, tal y como ha ocurrido en las últimas cinco ocasiones que se marcan, toca ahora ver un retroceso o, al menos, un estancamiento de las subidas? Dicho de otra manera, ¿de verdad es posible asistir a un escenario en el que el Dow Jones Industrial se detiene, justo cuando el Transportes (echen un vistazo a la gráfica de la derecha) acaba de dar una señal alcista en gráfico semanal?

Buena pregunta para hacer a Charles Henry Dow, padre del análisis técnico. Una lástima que abandonara este mundo hace más de cien años. ¿Qué opinaría el bueno de Dow de una situación como esta,  si levantara la cabeza?

Es cierto que el planteamiento tiene algo de trampa. Intentamos establecer una relación entre una gráfica en velas diarias (la del Industrial), que cubre año y medio de la serie de precios, con otra (la del Transportes) cuyas velas semanales abarcan todo un lustro. Pero la demostrada efectividad como freno para la cotización de la línea azul superior del  gráfico del Industrial no desmerece en absoluto a la mostrada por la roja recientemente superada por el Transportes.

Nosotros, que no tenemos una respuesta concluyente que darles hoy mismo al dilema que planteamos, sí tenemos claro, en cambio, que no nos resulta posible imaginar un escenario en el que el Tranportes se dirija hacia la parte alta de ese canal alcista de líneas azules mientras que el Industrial se queda estancado sin poder superar la resistencia dinámica ascendente de marras.

Puestos a elucubrar, cabe plantear soluciones intermedias en el muy corto plazo. Imaginen que el Industrial decide hacer buena una vez más esa resistencia dibujando un pequeño retroceso hacia los recientemente superados 13.600-13.650 puntos,  momento que el Transportes aprovecharía para hacer lo propio y dar un paso atrás hacia los 5.500-5.550. Dibujado el pull back, ambos índices retomarían las alzas, momento en el que el Industrial encontraría las fuerzas necesarias para hacer saltar esa impenitente barrera. A la séptima, iría la vencida.

Por supuesto, ustedes pueden tener una elucubración diferente. Es lo que tiene esto del análisis técnico.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>