Publicidad

Sobre suelos de mercado (1ª parte)

Es el tema de moda. Todos los que, de una forma u otra, tienen algo que ver con este mundo de la bolsa parecen tener una opinión más o menos definida sobre si esto que estamos viviendo es o no un suelo de mercado. Por supuesto, están también los que callan ahora y dentro de unos meses nos dirán que ellos ya habían previsto lo que iba a suceder, sea lo que sea, aunque no haya forma humana de comprobar este extremo. Es lo que tiene hacer previsiones en la intimidad y afirmaciones en público a toro pasado.

Argumentos y posturas no faltan. Los hay que sostienen que esto subirá un poco más para luego tener una tremenda caída. Entre esta facción, se entemezclan argumentos que tienen que ver con las ondas de Elliott, el estado de la economía y la afirmación gratuita pura y dura.

Los hay también que pronostican un mercado lateral, aunque no descartan que, en algún momento, el mismo se rompa en un sentido o en otro. Estos amantes de la concreción no necesitan argumentar demasiado su opinión, ya que tienen el éxito en su predicción casi asegurado.

Y los hay, por último, que opinan que, si esto no es un suelo de mercado, al menos se le parece mucho. El que suscribe, que de vez en cuando decide mojarse, ya hizo este razonamiento (en sentido inverso) en enero de 2.008, cuando en nuestra antigua casa entendíamos que estábamos asistiendo a un crash bursátil en toda regla.

Decíamos hace unos días que el momento de la verdad para medir la condición de esta reacción alcista llegaría justo cuando el primer impulso diera muestras de debilidad. Ahí sabríamos si el gráfico diario retomaba la senda bajista camino de nuevos mínimos relevantes, o bien cogía fuerzas para dibujar un segundo impulso al alza.

Centrándonos en la serie diaria de nuestro Ibex 35, desde que se iniciara el bajismo de verdad, y para este analista eso sucedió con la pérdida de los 12.000 puntos, estaríamos asistiendo ahora mismo y por primera vez a un segundo impulso al alza, con volumen superior al del último tramo de caída y dejando una pauta de vuelta alcista en forma de hombro-cabeza-hombro invertido en gráfico diario. Los mismos argumentos chartistas que nos hicieron pensar que el gran mercado alcista se acababa, ahora nos animan a creer que el hiperacelerado mercado bajista que hemos vivido pudiera haber encontrado su suelo.

Eso sí, que nadie espere la misma velocidad en la recuperación. Un suelo de mercado no es una pendiente al alza tendente a la verticalidad. Hay muchos niveles de resistencia horizontal y dinámica que superar y muchas ondas correctivas que padecer y que nos harán dudar. Pero, de momento, si esto no es un suelo de mercado, al menos se le parece mucho.

ibex3519

Publicidad

One response to “Sobre suelos de mercado (1ª parte)

  1. Buenas, por si aceptáis una opinión, yo creo que nos falta algo que se parezca a un doble suelo con una segunda pata de caída que vaya a parar una poco más arriba o un poco más abajo del actual suelo. Creo que en las últimas grandes caídas siempre lo ha habido.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>