Publicidad

Víctimas de un lunes negro: BBVA

El hecho de llevar un considerable adelanto en el desarrollo alcista ha posibilitado que estos días de bajadas no hayan deteriorado tanto la situación técnica de BBVA como sí ha sucedido en el caso de su colega Santander. El ser el mejor entre los blue chips nacionales estos últimos meses hace que, al menos, ahora no sea el peor de los grandes valores de la bolsa española.

En los 6,96 euros cerraba el año 2012 y desde ahí se abrió el nuevo año con un apreciable hueco al alza, concretamente la apertura de este 2013 se produjo en los 7,10 euros. Ese gap alcista (banda amarilla en la gráfica adjunta) constituye ahora mismo el soporte que debiera impedir que el precio necesite buscar zonas de sostén que cotizan más abajo. Dicho más claramente, o esos 6,96 euros aguantan en precios de cierre, o nos vamos a buscar los 6,70 euros que fueran en su momento resistencia para la cotización y que ahora deberían invertir su papel por el de soporte.

No se aprecia un volumen especialmente alto en estas caídas. Esa sucesión de cuervos negros que salpica estas últimas jornadas no equivale pues, si hemos de creer al indicador de volumen, a una fuga de dinero. Parece más bien un pánico pasajero que está haciendo que una pequeña parte de los operadores cierre apresuradamente sus posiciones compradoras.

El comportamiento del precio asusta, el del volumen tranquiliza. Veremos cuál de los dos se lleva el gato al agua.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>