Publicidad

Ibex 35 hoy: no es fácil vivir en la periferia

ibex-35-cfd-tiempo-real-grafico-diario-10-noviembre-2010ase-20-cfd-grafico-diario-10-noviembre-2010Leía hace unos días que Moody´s daba por desaparecido el riesgo de impago de Grecia, Irlanda y Portugal. No se citaba en el artículo a España, si bien es de suponer, aunque sólo sea por solidaridad geográfica, que algo nos tocaba.

Como siempre ocurre, primero se cayeron las bolsas y después las agencias de rating certificaron el veredicto de los mercados,  rebajando sus calificaciones sobre las respectivas deudas soberanas. Ahora que el discurso parece cambiar, las bolsas no acaban, sin embargo, de creérselo.

Echen un vistazo a la serie que traemos del índice de referencia de la bolsa griega y díganme si ven algún atisbo de cambio de sentimiento entre los operadores. Acaso ya no sea el temido default lo que se esté descontando, sino el cómo ha quedado la economía del país y sus empresas tras la terrible tempestad vivida. Puede ser que los nubarrones hayan pasado, pero los efectos de las inundaciones quizá tarden todavía en ser reparados.

Nuestro Ibex 35 anda también afectado de algún mal que lo hace divergir cada vez más de los mercados alcistas. Esta obstinación patria en discrepar del positivo sentimiento imperante en otras latitudes viene dando forma, técnicamente, a ese triángulo expansivo que dibujan las líneas roja y verde de la serie adjunta.

Es tremendamente importante, desde un punto de vista chartista, que no crucemos a la baja de forma solvente esa línea verde que sirve de suelo a la formación comentada. Ya hemos perdido la oportunidad de seguir a otros mercados por la senda alcista, no perdamos ahora soportes especialmente relevantes que podrían llevarnos camino de un vendaval bajista similar al que ya viviéramos tiempo atrás.

Nuestro parte meteorológico sitúa la frontera en la que podría desatarse la tormenta perfecta en la pérdida de esa línea negra que marcamos en la serie del Ibex y que cotiza en los alrededores de los 9.900 puntos.

De momento, los vientos que soplan desde el Atlántico y desde el norte de Europa nos han permitido bajar pero no desplomarnos. Si esa cálida brisa alcista que nos ha llegado desde allí se tornara en una fría ventisca correctiva, esta parte de la Europa periférica podría pasarlo realmente mal.

La buena noticia es que por esas tierras que comentamos no se ve aún síntoma alguno de cambio de tiempo. La mala es precisamente que llevan ya demasiados días soleados en Wall Street o en el Dax y que, aunque sólo sea por limpiar algo el ambiente, no sería de extrañar ver algún chubasco un día de éstos.

Será porque se está descontando nuevamente el riesgo país, o será simplemente porque el análisis técnico sigue su curso; pero lo cierto es que no resulta fácil vivir en la periferia.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>