Publicidad

Las comparaciones pueden ser odiosas

ibex-35-cfd-grafico-diario-18-febrero-2011dow-jones-industrial-cfd-grafico-diario-18-febrero-2011dax-30-cfd-grafico-diario-18-febrero-2011Para los que ya en el mes de septiembre del año pasado (el día uno, para ser más exactos) recomendábamos la toma de posiciones compradoras en el Dax alemán, animando días más tarde a las compras en los valores americanos que merecieran la pena, al haberse dado una clara ruptura de resistencias en los índices directores de la bolsa americana, ver cómo el escenario que planteábamos se ha concretado con creces nos deja, sin embargo, un regusto amargo.

Y el causante de ese amargor no es otro que nuestro Ibex 35 y su empecinamiento en mostrarse original, originalidad que, lamentablemente, se ha expresado con su divergente comportamiento bajista del último año.

Los índices directores de Wall Street y el Dax alemán viven desde septiembre uno de los movimientos sostenidos al alza más significativos de la historia bursátil, que no es poco. Algún día pararán y necesitarán de una adecuada corrección antes de retomar las alzas, pero siempre podrán decir aquello de ¡que nos quiten lo bailao!

Los mínimos de 2009, aquéllos que también algún visionario ya marcaba a finales de marzo de aquel año como el inicio de un cambio de tendencia de bajista a alcista, fueron el comienzo de un gran mercado alcista. Por eso hablamos en el párrafo anterior de retomar las alzas tras algún tramo correctivo que esté por venir. Estamos en un mercado alcista con mayúsculas, y en estos mercados toda corrección no es otra cosa que la antesala de un nuevo tramo al alza.

Y mientras todo esto ocurre delante de nuestras narices, nuestro Ibex ha dedicado todo un año a seguir su propio camino. Somos la minúscula de ese mercado alcista con mayúsculas. Es cierto que no ha estado solo en la faena, pero no deja de ser un triste consuelo el mal de unos pocos. De hecho, aún andamos a estas alturas de la película mareando la perdiz en torno a si la ruptura de los 11.000 puntos es buena o no.

Mientras en este rincón del mercado nos devanamos los sesos con estas pequeñeces, índices como el Nasdaq 100 caminan ya holgadamente por encima de lo que fueran los máximos de 2007. Es lo que hay. Las comparaciones siempre han sido odiosas, llegando a ser en ocasiones hasta dolorosas.

Si pueden soportarlo, echen un vistazo a las series que acompañamos y comparen. Y puestos a dejar un toque optimista: ¡que se preparen cuando nos toque deshacer la divergencia y ponernos a su altura!

Publicidad

2 responses to “Las comparaciones pueden ser odiosas

  1. Hola. Ando detrás de CIE AUTOMOTIVE. Te agradecería que me devolvieras un comentario acerca del precio de entrada.

    El valor está recortando desde hace semanas. Últimamente, leo a algunos blogueros que ya están posicionándose; aunque a mí me parece que le queda algo a la bajada. Ésa es mi duda: que quizá sea ya el momento de comprar y no lo sepa ver.

    Gracias.

  2. Hola Teresa. Sobre Cie Automotive, es un valor que no sigo. Aun así, y echando un vistazo a la gráfica, puedo decirte que el escenario más probable, atendiendo al comportamietno del volumen, es que la cotización acabe retomando las alzas. Ten en cuenta que en pocos meses ha doblado prácticamente su precio y eso necesita de un descanso. En cuanto a que ya sea el momento de posicionarse, yo no veo aún síntomas de final en la corrección. Podría bajar más, hasta una directriz alcista que anda por los 4,50 euros y seguiría siendo alcista. Cierres claros y solventes por debajo de los 5,20 euros podrían hacele ahondar en la corrección. Vigílala y ya me cuentas más adelante. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>